Para que un negocio funcione es necesaria la pasión

negocio y pasion

Para que un negocio funcione es necesaria la pasión

¡Hola Empresario! Dicen que la fe mueve montañas. Es así.

Aplicado al negocio requiere creer absolutamente en aquello que haces a nivel empresarial.

La pasión con la que tú trabajas el día a día la transmites a los miembros de tu equipo. Los contagia y los motiva para trabajar con tu mismo entusiasmo.

¿Y esto cómo se consigue?

Con la acción. Actuando. Dando ejemplo. Trabajar como el que más con un sentido de la disciplina y responsabilidad.

El trabajador, como vulgarmente se le conoce, cuando la realidad es que todos somos trabajadores, seguirá siempre a su líder cuando lo ve comprometido en su proyecto. Es consciente que egoístamente a él también le interesa que la empresa vaya bien. Así el cobrará a final de mes y podrá colaborar en su economía familiar a que los suyos vivan confortablemente.

El capital humano requiere de pasión. Recordemos que somos personas y las emociones nos condicionan. O sea que el negocio requiere de pasión.

Si te gusta lo que haces y te sientes identificado, no te va a comportar ningún esfuerzo levantarte cada día a la hora que haga falta. O ir cada lunes al trabajo. O volver de unas vacaciones para iniciar tu rutina empresarial. Este gusanillo que corre por dentro y te llama a continuar luchando, creciendo y defendiendo tu negocio en un mercado tan cambiante como el actual.

Si no sientes esta sensación en tu estómago y al contrario, te sientes mal cuando piensas en tu empresa, es una clara señal de que tienes que parar, reflexionar y dar un cambio de timón a tu negocio para hacértelo atractivo otra vez.

Si no te ves capaz de hacerlo sólo, pídeme ayuda. Estaré encantado de hacerlo. Es una gran satisfacción para mi tanto a nivel personal como profesional ayudar a los empresarios que son conscientes que tienen un problema. Siempre digo que cuatro ojos ven más que dos y con la experiencia acumulada de ambos seguro que somos capaces de adaptar la hoja de ruta de tu empresa a aquellos objetivos que te motiven.

Como decía Johann W. Goethe, la alegría y el amor son dos alas para las grandes acciones.

Y como decía Gonzalo Torrente Ballester, las cosas sólo dejan de existir cuando se deja de creer en ellas. O sea que si crees en tu negocio, este continuará existiendo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Lead magnet modelo CIMA

¿Sabías que hay empresarios que pierden dinero sin saberlo?

Conoce el Modelo CIMA y toma decisiones basadas en hechos y no en intuiciones

Descárgalo GRATIS ahora.
Suscríbete en el formulario y consigue acceso a:
  • Masterclass en vídeo sobre el Modelo CIMA
  • La hoja de cálculo que utilizo en mi negocio
  • Guía paso a paso para ponerlo en práctica
Al suscribirte, además, te enviaré periódicamente mi newsletter con información de valor para emprendedores y empresarios. Podrás darte de baja siempre que quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross