¿Tiene tu empresa visión de futuro?

¿Te has parado alguna vez a reflexionar hacia dónde va tu negocio? ¿Dónde quieres que esté cuando pasen unos años? Estas son dos preguntas fundamentales que debes hacerte primero para poder definir tu visión de empresa.

El futuro de tu negocio vendrá determinado por las decisiones que hayas tomado y por las estrategias que te hayas marcado. De esta manera conseguirás convertir en realidad el futuro que querías para tu empresa y, en consecuencia, cumplirás con los objetivos que te hayas propuesto.

Ahora te propongo que me respondas a estas preguntas.

  • ¿Te gustaría ser el líder en tu mercado?
  • ¿Quieres crecer más que tu competencia en 6 años?
  • ¿Quieres consolidarte como marca de referencia en tu nicho de mercado?
  • ¿Te gustaría saber cómo estará tu negocio en 4 años?

Si has contestado que sí, debes empezar a definir la visión futura de tu negocio. Se trata de planificar por ejemplo, un viaje: tú sabes la salida y buscas un destino, y te queda definir la ruta hasta llegar a tu lugar elegido, en este caso, el futuro de tu empresa.

Los puntos clave para una visión de futuro de éxito

Una declaración efectiva de visión de futuro debe cumplir con estos puntos:

  • Tiene que ser clara, de fácil entender y seguir para todos las personas que forman tu equipo.
  • Debe ser positiva, inspiradora, con poder de atracción, que sea capaz de transmitir el sentido del compromiso hacia tus empleados.
  • Que sea provocadora y ambiciosa, a la vez que realista y alcanzable.

El cumplimiento de los anteriores puntos te permitirá:

  • Inspirar y motivar a tus empleados para que se sientan identificados y comprometidos.
  • Marcar tu hoja de ruta.
  • Dar identidad y personalidad a tu negocio.
  • Forjar las bases para la organización empresarial.
  • Dar una imagen firme y positiva a tus clientes, potenciales clientes, proveedores…

¿Cómo puedes tú, como líder de tu equipo, definir la visión de futuro del negocio?

Normalmente las declaraciones de visión de la empresa corresponden a las aspiraciones del líder del equipo, para definirla te puedes preguntar:

  • ¿Cuál es mi punto de partida?
  • ¿Dónde quiero llegar con mi empresa?
  • ¿Cuáles son mis deseos y mis objetivos a conseguir?
  • ¿Qué imagen futura quiero proyectar?

También podrías convocar a los miembros de tu equipo para que te ayuden a desarrollar esta visión futura de tu empresa, de esta manera se sentirán parte de la empresa y su compromiso se verá incrementado.

Cuando la visión futura de la empresa esté en conocimiento de todas las personas que forman tu equipo te recomiendo que como mínimo cada semestre os reunáis para revisarla y comprobar que se están cumpliendo los objetivos marcados y actualizarla si se  da el caso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Lead magnet modelo CIMA

¿Sabías que hay empresarios que pierden dinero sin saberlo?

Conoce el Modelo CIMA y toma decisiones basadas en hechos y no en intuiciones

Descárgalo GRATIS ahora.
Suscríbete en el formulario y consigue acceso a:
  • Masterclass en vídeo sobre el Modelo CIMA
  • La hoja de cálculo que utilizo en mi negocio
  • Guía paso a paso para ponerlo en práctica
Al suscribirte, además, te enviaré periódicamente mi newsletter con información de valor para emprendedores y empresarios. Podrás darte de baja siempre que quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross