Cómo minimizar el impacto del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania sobre tu negocio

Un conflicto de estas características puede llegar a tener muchas caras, todas amargas. Empezando por una crisis humanitaria como la que se está viviendo ya en Ucrania, donde miles de personas se han visto forzadas a abandonar sus casas y su país, pasando por el replanteamiento de las fuentes de suministro energético de todo un continente y acabando con la amenaza de una guerra nuclear a escala mundial, por mencionar algunas. 

Pero de todos esos ámbitos a los que puede y está afectando el conflicto, hay uno que no solo es el más inmediato sino que potencialmente es el que puede perjudicar a una mayor cantidad de gente. Ese es el aumento de costes de las materias primas

Siempre que hay un conflicto de estas características, que afecta de inmediato a la cadena de suministros global, lo primero que sucede es un incremento en el precio de las materias primas en todos los sectores. En este caso magnificado por las sanciones masivas a Rusia por parte de occidente. Esta situación se suma a la ya creciente inflación que ha llegado a cifras que no se veían desde hace más de 30 años, con lo cual el escenario no pinta nada bien. 

En las últimas semanas hemos visto como se ha disparado el precio del combustible, energía, metales, cereales, fertilizantes, etc. En definitiva en todos los factores que intervienen de forma directa en los costes de nuestros productos y servicios como empresarios. Eso tiene un impacto directo en nuestro margen de beneficio, que puede verse reducido al mínimo e incluso llegar a hacernos entrar en pérdidas si las subidas de precios de coste son muy pronunciadas. 

Si en condiciones normales es muy importante ese control de costes en tu empresa, en estas circunstancias se vuelve imprescindible para la supervivencia de tu negocio coger la lupa y analizar uno por uno todos tus gastos, con especial énfasis en tus costes directos. Es decir, en aquellos que afectan directamente a tu producción, compra-venta o prestación de servicios. Solo así podrás llegar a ser plenamente consciente de cómo te está afectando cada uno de ellos, y a partir de este análisis, redefinir los nuevos márgenes para tomar decisiones eficientes

Lo siguiente que debes hacer es ver cómo y de qué forma vas a repercutir ese incremento de costes en los precios de venta de tus productos y servicios, por mucho que te duela, pero de lo contrario te vas a descapitalizar y vas a poner en peligro la estabilidad de tu negocio. Esta situación repercutirá negativamente en las familias de tus trabajadores, proveedores y la de tu propia familia. 

Esto es una carrera a contratiempo. La subida de costes afecta directamente al margen bruto de tus productos y servicios, que es el que tiene que soportar tus costes indirectos. Cuanto más tardes en repercutir esta subida de costes a tus clientes, más vas a poner en riesgo la integridad y viabilidad económica de tu negocio. Incluso puede que llegue un punto de no retorno. 

Si lo primero que te viene a la cabeza es que si subes tus precios el cliente se irá a la competencia que los tenga más bajos, aún perdiendo dinero, déjame asegurarte que se irá a una competencia condenada al cierre, porque eso, no hay negocio que lo aguante. Por lo tanto, volverá en el supuesto de que te abandone.

Dicho eso, ese aumento de precio no está reñido con una mejora de tu propuesta de valor o de la calidad de tu servicio. La gente puede entender que esta situación nos afecta a todos por igual y que por eso hay que subir precios, pero esa subida se justifica mucho mejor si va acompañada de algo más. Es momento de buscar diferenciarnos más que nunca de la competencia. 

Como puedes imaginar, tengo clientes de todos los sectores posibles, y a cada uno de ellos esta situación les afecta de una manera u otra. No es lo mismo el impacto directo que sufre un propietario de una estación de servicio, a quién le ha afectado directamente la subida del precio del combustible, que el impacto que sufre otro cliente del sector de la hostelería. A este último se le suma la propia subida de precio de los ingredientes y productos con los que elabora sus platos, también a la subida del precio del transporte como consecuencia de esa subida del precio del combustible. 

En el sector primario están afectando sustancialmente estos incrementos de costes. La agricultura, la pesca y la ganadería están sufriendo estos aumentos que ya están repercutiendo en la cadena de distribución y producción.

Como ves, cada subida de precio se va repercutiendo en el siguiente de la cadena de valor, hasta llegar al cliente final que es quien sufre toda la acumulación de precios. Si este último no acepta el precio establecido, toda la cadena falla, de aquí la fragilidad de la situación y la importancia de ponernos creativos a la hora de justificar esa subida y diferenciarnos de la competencia.

Pero de todos esos clientes, he podido observar que hay un pequeño grupo selecto a quienes esta situación no les afecta del mismo modo. Son aquellos con negocios digitales. Claro que sufren la subida de la luz, o las consecuencias de que a sus clientes les aumente el costo de vida.  Aunque estos son factores que ya de por sí padecen los negocios tradicionales, a parte de todos los demás de los que he hablado. 

No estoy diciendo que abandonemos todos nuestros negocios y empresas y saltemos al mundo online. Para nada me refiero a eso.  Pero con la experiencia reciente de la pandemia y ahora el conflicto bélico, creo que queda más clara que nunca la necesidad de digitalización de nuestras empresas, en la medida que sea posible. Además es un arma de doble filo, por un lado permite el abaratamiento de muchos costes, y por el otro es una salvaguarda contra situaciones de esta naturaleza. 

Del mundo online podemos incorporar a nuestras empresas tradicionales nuevos modelos de negocio que nos ayuden a diversificar las fuentes de ingresos. Por ejemplo, sistemas de afiliación, referidos o recomendación, sistemas de pago recurrente como membresías o subscripciones para asegurar un flujo constante de dinero, formación online, infoproductos complementarios a nuestros productos físicos, ofrecer webinarios, masterclass o talleres online… la lista es casi interminable, y las oportunidades de negocio que esos modelos pueden generar, aún más. Se trata de explorar las distintas opciones que existen y ver cuál de ellas podría ser aplicable a tu negocio. 

Es imposible predecir cuánto más va a durar esta situación o cuál va a ser su repercusión, lo que sí puedo asegurarte es que a lo largo de estos 30 años como empresario y como mentor he vivido y sufrido unas cuantas crisis. Todas han sido unas grandes maestras y de cada una de ellas he aprendido lecciones tanto vitales como empresariales, y me gustaría poder transmitirte toda esta experiencia y ayudarte si lo necesitas.

Descarga gratis

Las 10 claves que te convertirán en un empresario de éxito

Una guía práctica con los 10 fundamentos que todo emprendedor debe conocer para convertirse en un empresario con tiempo, dinero y felicidad.
DESCARGAR AHORA

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Miquel Pino

Somos una empresa dedicada al crecimiento de emprendedores, autónomos y empresarios. Tenemos por misión ayudarte a conseguir el éxito financiero y emocional con tu negocio. En los 30 años que llevamos desempeñando esta misión ya hemos conseguido ayudar a más de 1.000 empresarios.

© 2015 - 2022, Copyright Assessoria Miquel Pino SL